Antes los ciudadanos que los políticos

00000727El Gobierno de Gandia ha hecho frente a una decisión difícil pero necesaria. Gandia no continúa en la Mancomunitat de Municipis de la Safor. Las especulaciones en dicho sentido han sido varias. La mayoría tendenciosas y nada rigurosas. Ha habido calificativos de toda índole hacia nuestro alcalde, Arturo Torró. BLOC y PSPV-PSOE han aprovechado la ocasión para erigirse como garantes de la unidad comarcal. Ahora bien, sus propósitos no fueron acompañados de los actos necesarios para tan loable fin.

Por partes. Tanto los econacionalistas como los socialistas generaron profundas tensiones en la tesorería de la entidad comarcal. Todo ello por los frecuentes impagos de los gobiernos locales anteriores. Tuvo que venir un gobierno del Partido Popular para firmar un riguroso convenio y pagar la deuda que otros generaron. Cumplimos con hechos nuestras promesas.

Por otra parte, proyectaron un modelo de prestación de servicio caro tanto en lo social, como en lo económico, buscando más los propios intereses partidistas que los de la ciudadanía. La Mancomunitat, ese garante en la prestación de servicios, se demostró un ente incapaz de atender a los servicios que prestaba a través de la asociación ASAEM, tanto en el CRIS, como en el Centro de Día o el Centro de Estimulación Precoz.

Las nóminas estaban por pagar, los enfermos a punto de no ser atendidos. Supimos reaccionar a tiempo. Nos comprometimos a rescatar a las personas y garantizar la prestación del servicio, así como el pago al día de las nóminas. Gandia, con el compromiso de gestionar los centros comarcales de CRIS, Centro de Día, Centro de Estimulación Precoz. abandera la capitalidad de la Safor convencida de que los ciudadanos de nuestra comarca sabrán valorar este propósito. Pero no sólo eso. En los últimos tiempos la Mancomunitat ha resultado incapaz de defender los intereses de los vecinos de la comarca en cuestiones tan importantes como el Consorcio de Basuras. Sus órganos directivos han estado más pendientes de criticar al PP de Gandia que de defender los intereses colectivos como comarca. Ese no es el órgano aglutinador y de consenso que la ciudadanía reclama.

Antes los ciudadanos que los políticos, antes nuestros vecinos y sus problemas que la Macomunitat y sus intereses. Maximizar cada euro que el ciudadano paga a través de sus impuestos, dar respuesta efectiva a sus problemas, ese y no otro debe ser el eje vertebrador de nuestras políticas.

El impulso decidido en el liderazgo de Arturo Torró por cambiar las caducas formulas de gestión llevadas hasta la actualidad, por situar el discurso político cercano al ciudadano, y ser sensible a las demandas de los colectivos cívicos y vecinales ha provocado la indisimulada pataleta de los partidos de la oposición que no entienden que los políticos luchemos por los intereses de los ciudadanos dejando de lado los propios intereses políticos o partidistas. Debemos hacer un esfuerzo común para adaptar la Mancomunitat a los nuevos tiempos que requieren de una simplificación administrativa, mayor austeridad, equilibrio presupuestario y realidad en la prestación de los servicios públicos. Así lo requiere también el Gobierno de Mariano Rajoy en la futura ley de racionalización de la administración.

Treinta años después de su constitución bien justifican, no sólo un lavado de cara, sino una puesta a punto en la maquinaria de la Mancomunitat que se ha convertido en obsoleta, farragosa y costosa para los ciudadanos de la comarca. Gandia no solo no renuncia a ejercer su capitalidad, sino que se compromete más que nunca a liderar el cambio político y administrativo que reclama la ciudadanía y que debe comprender una nueva forma de entender la política, el servicio público y la gestión de los recursos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Once + Trece =

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>