Reig: “Los chiringuitos los contrató IPG con las normas que Mascarell y el PSOE confeccionaron”

El Gobierno de Gandia actuará contra Vicent Mascarell por incumplir la norma del pleno y mostrar documentos confidenciales y sesgados para intentar sembrar dudas sobre la construcción de los chiringuitos. Los contratos que realiza la empresa pública IPG los hace en base a lo que redactaron los anteriores gobiernos y cumpliendo la misma ley que ellos.

ReigEl concejal del PSOE, Vicent Mascarell, ha incumplido el Reglamento Orgánico del Pleno del Ayuntamiento de Gandia y en consecuencia, el Gobierno de la ciudad actuará. De esta forma el coordinador de Asuntos de Alcaldía, Javier Reig, ha dado a conocer lo que ha hecho el concejal socialista y las consecuencias legales que ello podría tener. De hecho, Reig ha recordado que el artículo 10 del ROPLE dice claramente que el derecho a la información lleva implícito preservar la confidencialidad de la información obtenida. Esa confidencialidad afecta igualmente a la reproducción de documentos en soporte físico o electrónico que pueda ser facilitada para su conocimiento.

Todo este embrollo surge cuando el concejal del PSOE, Vicent Mascarell, ha hecho público un documento obtenido en la cámara de fotos de su teléfono móvil, incumpliendo el reglamento, y donde además asegura el socialista que “después de lo que voy a enseñar seguramente no me dejaran volver a IPG”, en referencia a la contratación de los chiringuitos de la playa de Gandia.

Reig ha recordado que el Gobierno de Gandia no tiene nada que esconder y “ojala durante la legislatura pasada, Mascarell y el PSOE hubiesen actuado como lo hace este gobierno, pero se les olvida muy pronto para así poder intentar engañar a la ciudadanía”. Así las cosas, tras difundir la imagen captada con el teléfono móvil por el concejal del PSOE, Vicent Mascarell, a sabiendas de lo que dice el Reglamento Orgánico, el coordinador de Asuntos de Alcaldía ha sido tajante y ha señalado que “el gobierno actuará en consecuencia e irá donde tenga que ir por incumplimiento de la norma” dado que “se ha saltado la normativa y ha fotografiado documentos, a pesar de haber firmado un compromiso de confidencialidad que no lo ha cumplido”.

Todo ello para intentar vender a la opinión pública que los chiringuitos ha sido una adjudicación opaca. El Gobierno de Gandia ha recordado al PSOE y a Mascarell que “los contratos que hace IPG se hacen con las normas que el PSOE ha aprobado, pues fueron los anteriores gobiernos quienes establecieron la normativa, donde dice claramente que mientras la cantidad no supere 1 millón de euros, se tiene que adjudicar mediante procedimiento negociado”. Reig ha mostrado que los 930.000 euros no superan el millón y por tanto “la ley y las normas socialistas permitían y permiten realizar esta contratación. La adjudicación es clara y visible, pues hay documentos que Mascarell ha entregado a la prensa que se han obtenido de la web municipal, por tanto no hay nada que ocultar, está a la vista de todos”.

En cuanto a la fotografía aportada por Mascarell (PSOE) para intentar esgrimir que se han hecho 8 chiringuitos por el precio de 12, el responsable de Turismo ha explicado que Mascarell debe saber leer y contar lo que sigue a la fotografía que ha entregado y en donde aparece la justificación de la inversión con los 8 chiringuitos, un escenario, la instalación de fibra óptica, la revisión del alcantarillado de los chiringuitos, etc y todo eso suma un millón de euros como así aparece en el informe, ha concluido Javier Reig. Es más, el Gobierno ha mostrado los documentos donde consta a dónde ha ido a parar cada euro hasta llegar al millón, y no sólo está firmado por la empresa sino por los técnicos.

Por último, Javier Reig ha recordado que las modificaciones que realiza el Gobierno de Gandia en las adjudicaciones pueden rondar el 10 %, mientras que durante la época del PSOE “siempre las modificaciones son del 19,99 % porque si llegaban al 20 % necesitaban la autorización de la Conselleria. Mascarell debería saberlo, que lo sabe pero se lo calla, que el Gobierno de Gandia llega al 10 % mientras el PSOE siempre lo modificaba en un 19,99 % para evitar solicitar autorizaciones”.

El alcalde de Gandia, Arturo Torró,  ha dejado claro que el millón de euros que han costado los chiringuitos no los paga la ciudadanía, sino los concesionarios. De hecho, y hasta que salga la concesión, se han ingresado 100.000 euros el primer año y 350.000 euros el segundo, es decir, ya se han recuperado 450.000 euros del millón que invertimos y si este año el reglamento permite la adjudicación a 10 años, recuperaremos lo pagado más los 450.000 euros, lo que cada uno puje más lo de este año. Con esta argumentación y estos hechos, Arturo Torró ha lamentado que Vicent Mascarell y el PSOE “hayan perdido el rumbo y mientan a la ciudadanía a costa de lo que sea”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

20 − 14 =

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>