Víctor Soler: “Derribar el antiguo Hospital es una decisión política”

  • Un escrito de la Conselleria de Sanidad remitido al diputado autonómico Víctor Soler, confirma que no hay criterio técnico en la decisión política de derribar el antiguo Hospital Comarcal.
  • Víctor Soler: “Hasta 2020 como pronto, no comenzarían las obras de un hipotético Centro de Salud en Roís de Corella”.
  • Andrés Puig: “Que pregunten a los vecinos si desean el derribo del edificio del antiguo Hospital Comarcal”.

26. enero. 2018.- El Grupo Municipal Popular ha comparecido en rueda de prensa para dar a conocer la respuesta que ha dado la Conselleria de Sanidad al diputado autonómico Víctor Soler, respecto al derribo del antiguo Hospital.

Como se puede observar en el documento adjunto que les hemos remitido, la Conselleria de Sanidad no es taxativa, ni esgrime ningún argumento técnico que indique la necesidad de derribar el antiguo Hospital. Tampoco menciona la cuestión de la licencia, dado que como ya se ha informado tanto por Técnicos, como por el Grupo Municipal Popular, la retirada de la licencia es un paso administrativo previo y necesario a la tramitación de una nueva licencia que se adecue al nuevo uso que se le quiera dar al edificio (Uno no puede modificar la estructura, espacios y usos; y pretender que la licencia anterior sirva).

Es decir, Diana Morant mintió cuando aseguró que técnicamente no había otra salida que el derribo. No es cierto, cabe la reforma como ya ha planteado la Conselleria de Sanidad en otros edificios sanitarios inclusive más antiguos que el antiguo Hospital Comarcal de Gandia, como por ejemplo la antigua Fe.

El Portavoz del Grupo Municipal Popular, Víctor Soler, ha declarado: “Técnicamente no hay ningún impedimento para la rehabilitación y adecuación del antiguo edificio del Hospital Comarcal. Si evitamos el derribo, evitaremos las molestias que supondrá a los vecinos y ahorraremos muchísimo dinero”.

Soler ha calificado de sensata la propuesta popular: “Es lo lógico, aprovechar una buena estructura de un edificio que costó mucho dinero y podemos aprovechar. Con los cuatro millones de euros presupuestados de los cuales, casi la mitad se utilizarían solo el derribo, podemos tener un Centro de Salud espectacular”. Los populares consideran una “desmesura” presupuestar tanto dinero, para acabar empleándolo tan solo en un derribo y luego una construcción que solo ocupará el 20% de la parcela.

Soler ha asegurado además: “Según las previsiones que han realizado, las obras del Centro de Salud no comenzarán pasado 2020, y esa espera es demasiada para un barrio como el de Roís de Corella. Mintieron a sus vecinos y jugaron con sus esperanzas e ilusiones”.

Por su parte, Andrés Puig: “Nos gustaría que consultasen la decisión con los vecinos. Si pisan la calle como hacemos nosotros, verán que los vecinos no quieren que se derribe el edificio. Proponemos que hagan una consulta popular sobre esta cuestión”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

19 + dos =